loading1
loading2
alt

Cómo decorar escaparates pequeños

category

blog Noticias

author

moon

Para Kúbica todos los escaparates son importantes, ya sean más grandes o más pequeños, ya que es la primera impresión que alguien va a tener de nuestra empresa. Hoy os hablamos de los escaparates pequeños y cómo decorarlos para sacarle el mayor partido.

Es hora de sacar la persona creativa que llevas dentro

Necesitamos sacar toda la creatividad que llevamos dentro, ya que con menos espacio tenemos que sacarle todo el partido al poco que sitio que tengamos. Para los responsables de esta tarea es todo un reto y una gran presión, ya que es la puerta que invitara a nuestros potenciales clientes a entrar a nuestro establecimiento. Si la primera toma de contacto falla, estaremos poniendo trabas al proceso de compra.

post kubica

Si lo que vemos por fuera es bonito, lo de dentro tiene que ser aún mejor

Esta es la premisa que deberemos seguir a la hora de decorar nuestro pequeño escaparate, y el establecimiento en general, ya que las personas se guían por la primera impresión y piensan: “Qué bonito este escaparate, seguro que dentro hay cosas igual o mejores”. Así que esta idea es la que deberemos trabajar para que no se lleven un chasco.

Vamos con las claves necesarias para lograr este reto de decorar escaparates complicados:

Apostemos por la altura

Suponiendo que no tenemos tampoco mucho fondo y que lo que más tenemos es altura, nos vamos a centrar en aprovechar al máximo la verticalidad del espacio. Algunos elementos que nos ayudarán son escaleras o peldaños para colocar elementos a distintas alturas. Es una manera de diferenciar esos productos de otros, darle el protagonismo que queramos. Apuesta por los productos más vistosos o los que mejor se venden, cuanto más pequeños sean los productos, más efectivo será este sistema de verticalidad.

Puedes utilizar otros elementos como cajas de madera o lo que se te ocurra que tenga varias alturas, lo importante es jugar con el espacio de arriba a abajo.

Resultado de imagen de escaparates pequeños

Relata una historia

Si quieres ir más allá y dejar que tu creatividad fluya como nunca, puedes adentrarte en el mundo de las historias. Cuenta una historia a través de tu escaparate, diseña un escenario idóneo y sencillo para exponer el producto, algo llamativo pero no recargado de elementos. No olvides que queremos destacar el producto por encima de todo. El objetivo es que esa persona pase por delante y no pueda no fijarse en nuestro escaparate, para luego detenerse a ver el producto en cuestión.

Los efectos ópticos suelen ser muy llamativos y efectivos, te tocará ponerte mano a mano con un diseñador para poder llevar a cabo este sistema, pero los resultados serán increíbles.

Cambia/Deforma el producto o su uso para destacarlo

¿Alguna vez has ido por la calle y has visto un producto mucho más grande de lo normal? Es imposible no fijarse en un bote de crema de cacao gigante, o unas gafas que miden medio metro de largo. Aprovecha tu producto y juega con su tamaño, siempre tira hacia lo grande. Es un recurso que no te ocupa mucho espacio y consigues el reclamo publicitario que necesitas.

También está la opción de sacarlo de contexto, sólo tienes que darle un uso más original, así la gente lo verá y se detendrá a verlo. Eso sí, estas opciones precisan de unas cuantas horas de lluvia de ideas y posterior planificación para ejecutarlas. Una mala ejecución puede arruinar todo el escaparate.

Plasma tu filosofía y tus ideas a través de mensajes sencillos

La gente va leyendo los carteles por la calle, así que cuanto más sencillo y recordable sea tu slogan o tu frase inspiradora, mucho mejor. Un buen ilustrador puede hacerte ilustraciones y tipografías maravillosas, si tienes tus mensajes claros, déjate aconsejar por ellos.

En Kúbica convertimos tu proyecto en una realidad, no hay espacio que se nos resista.

Contacta sin compromiso, te esperamos